Espacio de Yoga / Irene

Irene Carbonell

Estudió Bellas Artes, profesora de Yoga estilos Sivananda, Hatha y
Yoga Prenatal. Máster en Relajación, meditación y mindfulness (REMIND) (UB), y formación en Yoga Oncológico (yoga4cancer)

  • sobre mi

    ¿Qué te apasiona del yoga?
    La fuerza con la que armoniza cuerpo-mente-espíritu en una misma experiencia. El poder que tiene para hacernos conscientes de nosotr@s mism@s y de aquello que nos rodea. La multiplicidad de caminos y enfoques que convergen, y el maravilloso marco filosófico y conceptual que subyace.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Desde la búsqueda filosófica, antropológica y conceptual.

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Porque me ayuda a revelar lo mejor de mí ser, porque el Yoga ha cambiado mi vida y es un placer compartir esta experiencia, que se convierte en un modo de vivir.

    Descríbete en una frase
    AUM SHANTI SHANTI SHANTI

Espacio de Yoga / Irene

Alejandra Vidal

Escritora, coach, creadora de Espacio de Yoga, creadora de Yoga Corporativo, profesora de Hatha Yoga, Vinyasa Yoga, Yin Yoga, Yoga Prenatal

  • sobre mi

    ¿Qué te apasiona del yoga?
    Me fascina la tremenda capacidad que esta milenaria práctica posee para transformar a las personas, ¡es una poderosa herramienta de cambio! El yoga ha abierto mi alma, mi corazón y mi mente a una nueva visión del mundo y del ser humano. Me apasiona sentir en mí estos cambios pero también observar y facilitar la metamorfosis que los alumnos experimentan a lo largo del tiempo.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Tuve la suerte de tener una abuela profesora de yoga, con la que me crié, que se formó con maestros de la talla de Swami Vishnu Devananda; ella me inculcó desde la niñez los principios básicos de esta maravillosa disciplina. Más tarde me formé como profesora en diversos estilos y comenzó otra etapa pero es gracias a ella que hoy estoy aquí.

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Porque es mi misión. Hace ya 8 años, mientras trabajaba en comunicación y publicidad, decidí escuchar una fuerte llamada interna: dedicarme a la enseñanza del yoga. Es maravilloso saber que estás haciendo aquello que la vida tiene reservado para ti, tener conciencia de que estás en el lugar que debes y rodeado de las personas correctas. Desde que me dedico al yoga siempre me ha acompañado esta grata sensación de estar alineada con mi misión.

    Descríbete en una frase
    “Practica, practica, practica que todo vendrá” Sri Pattabhi Jois

Espacio de Yoga / Rochelle Mello

Rochelle Mello

Arquitecta, artesana y profesora de Yoga estilos Sivananda y
Hatha Yoga

  • sobre mi

    ¿Qué te apasiona del yoga?
    El yoga tiene la capacidad de conectarnos con nuestro ser interior y, a la vez, aligerar y hacer más placentero todo lo de “afuera”. Me apasiona comprobar como este trabajo interno se refleja en nuestra vida “externa”.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Yo venía del mundo de la danza y el movimiento así empecé a practicar yoga hace 12 años en mi Brasil natal ya que había comenzado a ponerse de moda. En un principio fue simple, quise repetir una y otra vez porque me sentía bien practicando.

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Una vez tomé conocimiento de la filosofía de esta técnica milenaria y del yoga como un estilo de vida, tuve ganas de compartirlo para facilitar que los alumnos experimentasen estas mismas sensaciones a través de su propia práctica.

    Descríbete en una frase
    Hacer un paréntesis en nuestro día a día: mantenernos en el presente dejando fuera todo lo ajeno a la práctica. Este es mi propósito de cada día, el que trato de hacer personalmente y compartir con los alumnos.

    Hari Om Tat Sat


Espacio de Yoga / Rony Perez Badilla

Rony
Perez

Instructor de Anusara, Vinyasa yoga, Yoga aéreo y meditación. Diseñador industrial y bailarín

  • sobre mi

    ¿Qué te apasiona del yoga?
    Lo que me apasiona del yoga es la capacidad de aprendizaje sobre uno mismo. Poder estar en armonía con el cuerpo y la mente en momentos de paz, calma, balance, reto, superación en consciencia y luz desde nuestro interior.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Fui acercándome al yoga a través de muchas señales y cambios que necesitaba en un momento de mi vida; pude descubrir partes de mi ser conscientemente y por eso decidí estudiarlo hace más de 8 años en Costa Rica. Desde entonces he participado en diferentes formaciones, talleres y festivales para poder absolverlo y ser un medio de enseñanza en las personas. Al descubrir tantas cosas, forma parte de mí y ahora es mi ritual, mi oración, mi bienestar, mi trabajo, mi ayuda, mi unión con el entorno, mi alimento…

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Para que mi persona sea un medio en las personas, para que puedan desarrollar su máximo potencial en cada momento de la vida y la vez puedan ser conscientes de experimentar y sentir su existencia como seres de luz.

    Descríbete en una frase
    ¨Corazón abierto a la vida¨

Espacio de Yoga / Javier Salinas

Javier Salinas

Escritor y profesor de yoga estilos Dharma, Hatha, Vinyasa y
Hot Yoga

  • sobre mi

    Qué te apasiona del yoga?
    Que es una cosa que nadie sabe qué es pero que te ayuda a saber quién eres.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Por una acumulación constante de errores.

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Porque mi maestro me dijo que ya había cometido suficientes errores.

    Descríbete en una frase
    Tú.

Espacio de Yoga / Lili Quadrini

María Van Tartwijk

Pintora y profesora de Yoga Vinyasa

  • sobre mi

    Qué te apasiona del yoga?
    Como nos ayuda a restaurar el equilibrio de manera holística, a eliminar obstáculos para que podamos ser.

    ¿Cómo llegaste al yoga?
    Empezó con la lectura del Bhagavad Gita, que sembró la semilla. Más adelante, por diversas circunstancias de mi vida, me di cuenta de que necesitaba construir un espacio o una serie de acciones que fuesen mi hogar. Donde me sintiera a salvo y reconectase conmigo misma. Justo empezaba a practicar y a estudiar más sobre la filosofía del yoga, y me di cuenta de que mi práctica iba a ser uno de esos lugares.

    ¿Por qué das clases de yoga?
    Porque me gustaría contribuir en el bienestar de las personas. Creo que hay muchos momentos en que se nos nubla la vista y entramos en guerra con nosotros mismos o con nuestro entorno. Ocasiones en que la aceptación es tremendamente difícil y podemos sentirnos muy perdidos y aislados. Sin embargo, el yoga es algo a lo que aferrarse en esos momentos, como el sonar de un río cerca, cargado de luz, que no va a parar de fluir por dolorosas que sean las circunstancias. Ser capaz de encontrar esa fuente dentro de nosotros cuando lo necesitamos puede ser muy sanador. Además, pienso que cuando lidiamos con el dolor de forma belicosa, a menudo lo reproducimos en las personas que nos rodean sin darnos cuenta, mientras que hay pequeños gestos de amabilidad, sobretodo con uno mismo, que frenan la ola suavemente. El yoga es uno de esos gestos.

    Descríbete en una frase
    Jugar atentamente, para disfrutar, descubrir y conectar.